10 consejos para una mejor cata de vinos

Cata de vinos es poner todos nuestros sentidos en estado de concentración para poder percibir todas y cada una de la características y propiedades que ofrecen los vino.

Vamos a daros unas guías para que sin ser un profesional del vino, podamos distinguir y apreciar todo lo que el vino ofrece. Es importante que lo afrontemos con naturalidad, y pensando que vamos a pasar un rato agradable y y si puede ser divertido.

Cata de vinos

 

10 consejos para una mejor cata de vinos

La Vista

Es lo primero que apreciamos de un vino. Su color nos indica la estructura del vino. Así si es un vino oscuro, sabremos que es un vino carnoso. También podemos determinar la edad del vino. Esto es si es un vino joven o de crianza. El ribete que es la parte del vino que toca con el cristal, en los vinos jóvenes presenta un color violáceo. En cambio los vinos de crianza o reserva, presentan un ribete de color teja producto de la oxidación que se ha llevado a cabo en la barrica.

El Olfato

Mediante el olfato, percibimos los aromas del vino. Un pequeño movimiento de inclinación de la copa, hace que el vino se abra y de esta manera saque sus aroma de una forma mas fácil. Básicamente los aromas pueden ser de dos tipos: aromas frutales o aromas a madera producto de la barrica (café, cuero, vainilla).

También por el olor podemos percibir si un vino esta malo o no. Si el vino esta malo (poco probable) emite un olor a vinagre, lo que se conoce con el nombre de “avinagrado”. Normalmente en estos casos el problema está en el corcho que ha dejado pasar aire. De ahí que muchos expertos antes de oler el vino huelan el corcho.

El olor a corcho es otro olor que pode os percibir y denota que el vino tiene un defecto.

El gusto

Por la boca podemos percibir varios aspectos del vino

Podemos detectar el grado de acidez, la textura y el grado de alcohol. Nuestros órganos gustativos pueden identificar cuatro tipos de sabores:

  • Dulces: depende del tipo de uva utilizada y la región donde se ha producido.
  • Ácidos: asociado a la frescura del vino
  • Amargos: determinado por los taninos, y cuya percepción es la sequedad en la boca.
  • Este sabor solo se encuentra en los vinos manzanillas.

El recuerdo

Es la sensación que nos deja el vino pasado un tiempo.

La copa

Para realizar la cata de un vino debemos de seleccionar la copa ideal para cada vino.Tambien debe de estar perfectamente limpia y no contener restos o residuos de ninguna bebida.

El Agua

Es aconsejable tener una jarra con agua cuando se está realizando una cata, para limpiarse la boca entre vino y vino. También podemos utilizar el agua para aclarar la copa antes del siguiente vino que probemos.

Lápiz y papel

Para poder ir anotando las sensaciones que percibimos. Además, con el paso del tiempo y repasando las anotaciones, iremos adquiriendo más conocimiento.

Escupidera

Es un elemento muy necesario, ya que debemos de expulsar el vino probado en algún recipiente y no tener que tragarlo. De esta manera, recogemos el vino catado de una forma limpia.

Superficie blanca

Es la mejor manera de poder detectar el color del vino, contra una superficie blanca. Contrastaremos su color contra un fondo blanco. Como fondo blanco puede utilizarse una servilleta, un mantel, o cualquier otro fondo.

El lugar

Donde se realice la cata debe de ser un lugar que reúna unas condiciones determinadas. Debe de ser un lugar con luz natural, a ser posible. Si no tienen luz natural, deberá de ser luz blanca, y con suficiente intensidad.

También deberá de ser un sitio aireado y ventilado. Sera un sitio seco y sin humedad.

Con estos diez consejos conseguiréis una cata de vinos realizada en la mejor condición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *